"Tengo ayuda de la Unidad para Víctimas, pero quiero trabajar para superarme"

Escrito por  Dic 01, 2017

Liliana Palacio fue una de las 797 sobrevivientes del conflicto participantes de la segunda Jornada Nacional de Empleo en Medellín, gracias a la articulación entre el SENA y la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

 “Vine a esta jornada porque quiero superarme, hace ocho años que no estoy trabajando y ya quiero trabajar para sacar a mis hijos adelante”, dice Liliana Palacio, con mirada de esperanza y decidida a postularse a uno de los 1.057 empleos que el sector empresarial puso al alcance de las víctimas del conflicto armado en Medellín y su área metropolitana.

Ella fue una de las 797 personas con esta condición que se beneficiaron en la capital antioqueña de la segunda Jornada Nacional de Empleo para Víctimas, como resultado de la articulación entre por el SENA y la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas. Además de postularse a las vacantes, las personas también se inscribieron a cursos de capacitación.

Liliana acudió a la microrrueda realizada en el centro de eventos Plaza Mayor, donde entregó su hoja de vida y se enteró de las oportunidades laborales que ofrecieron diferentes empresas de los sectores de servicios y comercio que llegaron para apoyar la política de reparación a las víctimas.

Ella es víctima por el homicidio de su esposo. Fue asesinado en el municipio de Chigorodó, en el año 2008 y a partir de ese momento su vida cambió, pues tuvo que abandonar su hogar y desplazarse hacia Medellín con sus hijos.

“Tengo cinco hijos y recibo ayuda de la Unidad para las Víctimas cada tres meses, un dinero que me dan para apoyarnos con el sustento de ellos y yo”, dice reconociendo la atención que recibe de la entidad.

Cuenta que trabaja como empleada doméstica aseo en casas “cuando me contratan y de resto me dedico a mi hogar y al cuidado de mis hijos, pero quiero superarme para no estar siempre esperanzada en la ayuda que me brinda la Unidad para las Víctimas, porque yo también me tengo que ayudar”.

Entre las ofertas laborales que se ofertaron están vacantes para asesores comerciales y de contact center, impulsadores, auxiliares de servicio al cliente, mercaderistas, guardas de seguridad caninos, operadores de medios tecnológicos, oficios varios.

Gestión interinstitucional para víctimas

El director de la Unidad para las Víctimas en Antioquia, Jorge Mario Alzate Maldonado, destaca que "ambas entidades vienen articulándose para ofrecer formación técnica y profesional a las víctimas, capacitación a microempresarios, además de gestionar oferta laboral para que estas personas encuentren una oportunidad laboral digna".

El funcionario explica que "entre la población afectada por el conflicto también hay personas con capacidad, conocimiento y experiencia, y mucho deseo de superación, que constituyen una ventaja para el sector privado que les abra sus puertas".

La Jornada Nacional de Empleo para Víctimas del Conflicto se replicó en las principales ciudades de Colombia, a través de 45 microrruedas simultáneas que ofertaron más de 4.000 empleos en todo el país.

Gracias a la intermediación laboral de la Agencia Pública de Empleo del SENA y la articulación con la Unidad para la Reparación a las Víctimas, se han gestionado 27.494 colocaciones laborales para las víctimas; otras 145.512 han inscrito su hoja de vida en el aplicativo virtual de la misma Agencia y 149.387 han recibido orientación ocupacional.

De las 13.736 colocaciones logradas en lo corrido de 2017 por el SENA, 3.330 corresponden a población afectada por hechos victimizantes durante el conflicto armado.

.: Publicidad :.

Facebook